Una contundente victoria ante el Móstoles y algo de fortuna con el marcador en Segovia sirvieron para que el DKV alcanzara su primer objetivo de la temporada. Al término de la primera vuelta, los zaragozanos son octavos y entran en el último instante en la Copa de España. Los de Chavi Ladaga lograron un importante y merecido triunfo que, en primer lugar, refrendó la espléndida victoria del sábado ante el Boomerang y, en segundo, terminó clasificando para la Copa a un conjunto que se ha mostrado muy irregular pero que en las últimas jornadas ha notado claros síntomas de recuperación. La derrota del Benicarló de Tito García Sanjuán en Segovia permitió el octavo puesto final del equipo zaragozano.

Que el DKV necesitaba la victoria era una evidencia anterior al encuentro. Que quiso ganarlo se demostró desde el primer minuto, cuando Claudinho anotó el primer gol de la noche constatando la fulgurante salida del equipo aragonés. Por si no había quedado claro, marcó el segundo un minuto después y rompió el partido. El conjunto de Chavi Ladaga fue claramente superior al Móstoles, que apenas demostró nada en los 40 minutos de partido ante un DKV que tuvo en Claudinho a su mejor baza ofensiva. Entre sus goles destacó el tercero, en el que Santi realizó una espléndida jugada para servir en bandeja el gol a Claudinho.

El Móstoles reaccionó y logró reponerse del varapalo inicial con un gol de Aranda. El técnico madrileño intentó en vano romper el ritmo del DKV con cambios continuos de jugadores, pero los aragoneses demostraron un elevado nivel. Cuando tras el descando logró Claudinho el 6-3, el choque parecía sentenciado, pero Miñambres metió presión con el cuarto gol de su equipo.

VUELVE SILVA Hubo tiempo también para la épica y para recuperar los mejores momentos de Juanjo Silva. El Móstoles dispuso de dos dobles penaltis, pero el guardameta respondió a ambos con reflejos e impidió los goles. También hubo momentos para la suerte, cuando los postes repelieron sendas ocasiones madrileñas que parecían gol. Al final, el Móstoles se la jugó utilizando un portero-jugador, pero no le sirvió de nada. El DKV logró un triunfo reparador y vital para sus aspiraciones. Una temporada más, estará entre los mejores de España para disputar el primer torneo del año, la Copa.

No van a tener los zaragozanos mucho tiempo de disfrutar ni de la clasificación ni de las fiestas, porque el próximo miércoles, 29 de diciembre, vuelve la competición al Príncipe Felipe. El DKV comienza la segunda vuelta con la visita del Lobelle de Santiago, ante el que cosechó la primera derrota de la temporada.