Fernando Alonso acusó al heptacampeón de ser el "el piloto más antideportivo y con el mayor número de sanciones de la F-1", antes de reconocer que "ha sido el mejor" y que "ha sido un honor y un placer luchar con él". Alonso, que no realizará los ensayos en Jerez previstos esta semana por un golpe en la rodilla, dijo que "Zidane se retiró con más gloria que Schumacher". Todo ello antes de recoger en Madrid el Premio Nacional del Deporte, de manos del Rey Juan Carlos.

Alonso se declaró optimista en lo que resta de temporada. "Estoy decepcionado por lo que ocurrió el fin de semana y por haber tenido que abandonar. Pero ahora vamos a concentrarnos en la próxima carrera y en la próxima oportunidad. Quedan tres carreras y somos muy optimistas. El coche ha ido muy rápido en las últimas carreras, tanto como los Ferrari o más. Pienso que somos los favoritos", manifestó Alonso, que cuenta con dos puntos de ventaja sobre Michael Schumacher.

Fernando Alonso no participará esta semana en los entrenamientos que su escudería realizará en el circuito de Jerez porque "en los entrenamientos de Monza me di un golpe en la rodilla dentro del coche y se me ha producido un moratón. Podría rodar a pesar de este problema, pero hemos tomado la decisión de no hacerlo para poder recuperarme bien", apuntó.

MUY SEGURO El actual campeón del mundo está seguro de que va a renovar su título. "Absolutamente. Hemos sido muy rápidos en las tres últimas carreras y el coche ha mejorado mucho. Hemos tenido problemas a raíz de la ilegalización del mass damper, pero el R-26 es de nuevo muy competitivo. El equipo y yo estamos convencidos al cien por cien, yo diría que al ciento diez por cien, de que lo vamos a conseguir", terminó Alonso.