Arturo Baldasano retiró ayer la demanda civil para la suspensión del voto por correo en las elecciones a la presidencia del Madrid y considera que la titular del Juzgado de Primera Instancia número 47 podría decidir el recuento de votos en el plazo de un mes. No cree lo mismo Ramón Calderón, que ha recurrido a la vía penal y espera que la civil quede en suspenso. E. P.