Un Zuera muy superior al Andorra, perdió los tres puntos por las decisiones arbitrales. El partido vino marcado por una jugada en el minuto 5, en el que además de señalar el colegiado penalti contra el Zuera, vio como Colás era expulsado.

Por si fuera poco, en el minuto 26 un ´gol fantasma´ supuso el segundo tanto andorrano. El asistente, que en primera instancia no lo concedió, tras casi un minuto y cuando habían pasado un par de jugadas, rectificó. Además, habiendo cometido muchas menos faltas que su rival, los locales vieron 8 tarjetas amarillas.

A pesar de tanta circunstancia en contra, el Zuera no se rindió en ningún momento y, tras acortar distancias Arnedo nada más comenzar la segunda mitad, estuvo a punto de empatar.