Un cabezazo de Juli decidió a favor del Atlético Oscense un partido igualado que se decidió en los últimos minutos.

La primera mitad la dominó el equipo local, pero no consiguió sacar partido de la situación, aunque tuvo alguna ocasión para hacerlo. Pero la buena actuación del meta visitante Jota Jota lo evitó, siendo uno de los mejores de su equipo.

En la segunda, tras el temprano gol local tras una buena jugada que contó con la ayuda involuntaria del defensa zaragozano Álvaro, el Atlético se echó atrás y fue el Oliver el que se adueñó del partido, que insistió hasta lograr la igualada. Un empate que llegó a catorce minutos del final, cuando un flojo tiro de Melchor no supo sujetarlo el portero Óscar.

Pero los locales no perdieron la fe y, en el minuto 80, tras una internada de Rubén, Diego remató y, tras rechazarla el portero, cedió para Juli que anotó de cabeza a puerta vacía. En los últimos instantes, el Oliver intentó restablecer la situación de empate, pero ya no pudo y tampoco contó con oportunidades de hacerlo.

En definitiva, ajustado partido que se decidió en el tramo final y en el que destacó la lucha de todo el equipo local en el que Cristian, Oncíns y Gonzalo fueron los mejores, frente a un equipo visitante que no le perdió la cara en ningún momento al encuentro y que luchó hasta el pitido final por llevarse algo positivo y cuyos jugadores más destacados, aparte del meta Jota Jota, fueron Roberto y Cristian.