Tres derrotas han sido suficientes para que Carlos Lorés haya decidido presentar la dimisión como técnico del CAI Huesca de LEB-2. La directiva del club oscense aceptó ayer la petición que el técnico realizó el sábado. Lorés pone así fin a una etapa de cinco temporadas en las que logró ascender al equipo a la categoría de bronce del baloncesto español. "Es una tristeza tener que hacer esto, pero es de justicia respetar su decisión. En estos cinco años ha sido un gran profesional y en el club le estamos muy agradecidos", declaró ayer Juan José Gamero, presidente del Peñas.

Marcos Antonio Ara, que fuera ayudante de Sito Alonso en el Cosehisa Monzón e integraba el organigrama técnico de la cantera del Peñas, se hará cargo de la primera plantilla de forma indefinida y se estrenará en el cargo mañana en Ourense. "Confiamos en él. Yo no soy profeta y no puedo saber si saldrá bien, pero él es ahora el entrenador", comentó ayer Juan José Gamero.

Carlos Lorés dará esta tarde en Huesca una rueda de prensa para ofrecer sus explicaciones. "Las tres derrotas no nos han favorecido. Queríamos tomar una medida para cambiar esta dinámica. Carlos considera que no transmite el mensaje que quiere o no se recibe como debería por discrepancias con la plantilla", aseguró Gamero.

El Peñas es uno de los colistas de la LEB-2 tras perder los tres encuentros. Arrancó la Liga con la aspiración del ascenso tras configurar una ambiciosa plantilla tras los fichajes de Nacho Biota, Juanma Martínez y los americanos Tigert y Wilson. Debutó con una derrota en casa ante el Sabadell (78-79), perdió en Vigo (90-78) y volvió a caer en el Palacio frente al Rosalía (73-93).