Para encontrar al DKV en la clasificación de División de Honor de fútbol sala hay que empezar por el final. El conjunto zaragozano es colista pero no porque sólo haya ganado un partido, ni porque haya sumado cuatro puntos en cinco jornadas o porque los demás equipos lo hayan hecho mucho mejor. El DKV Seguros está condenado al farolillo rojo porque no logra cerrar la puerta, lo que le convierte en el enemigo más deseado, en el mejor rival posible. Es el equipo que más tantos ha encajado en categorías nacionales: 31, lo que supone una media de más de seis goles por partido. Sus visitas a la Comunidad de Murcia han resultado devastadoras. ElPozo les marcó diez goles y, el pasado sábado, el Polaris de Cartagena logró once.

El siguiente en esa lista es el Torrejón, con 24, el único equipo que, hasta la fecha ha sido batido por el DKV. En Plata aparecen tres equipos que acumulan 27 dianas en contra, el Muebles Lety, el Andorra y el Mifesa Timón, pero sólo los andorranos son colistas por culpa de esos guarismos. Sin embargo, evitar tanta sangría no es sinónimo de éxito. El penúltimo de la tabla, el Martorell, sólo ha recibido 11 goles, cifra únicamente mejorada por el líder Interviú, que lleva tres, pero los catalanes suman los mismos puntos que el DKV Seguros Zaragoza.

Lo curioso es que el conjunto de Carlos Sánchez es también uno de los más realizadores de la competición: sólo ElPozo y Polaris --que le han goleado--, llevan más tantos que él, 23 y 26, respectivamente. El DKV ha marcado 20. La diferencia aragonesa es de once goles, la mayor de la categoría y la que obliga al conjunto zaragozano a cerrar la tabla, puesto que empata a cuatro puntos con otros tres equipos, Martorell, Móstoles y Celta de Vigo. La situación en la tabla no es tan grave. El DKV se encuentra a una única victoria, tres puntos, del séptimo clasificado porque a estas alturas de competición --cinco jornadas-- todavía no se ha roto la clasificación.

Tiempo de reaccionar

El equipo aragonés tiene una buena oportunidad para empezar a revertir la situación en las próximas fechas. El sábado recibe al Celta de Vigo en el Príncipe Felipe (18.00 horas), con quien empata a puntos, y el martes 17 (21.00 horas) visita al Barcelona que, de momento, cuenta con dos puntos más. El equipo de Carlos Sánchez está acusando sobremanera las bajas que lo azotan. Se quedó sin Marcelinho y Vassoura antes de empezar y se ha unido a la enfermería Santi Herrero, lo que deja al técnico madrileño sin rotaciones para los partidos. En Cartagena, el pasado sábado, el DKV contaba con ocho jugadores, mientras que los locales sacaron a doce a la pista.

Este factor puede volver a ser clave en próximas fechas. Octubre es un mes cargado de partidos, seis, lo que puede perjudicar a un equipo tan mermado como el DKV. No obstante, el principal objetivo del club zaragozano es conservar la máxima categoría una temporada más en un año muy especial, en el que la entidad Sala 10 cumple 20 años. Esta campaña, el equipo está mostrándose, de nuevo, muy irregular. En cuatro días, el DKV fue capaz de empatar en la pista del Lobelle y de llevarse una goleada histórica de Cartagena.