Incógnita. El primer rival del CAI Aragón en su debut en la Copa EHF será el ASK-AB.LV de Riga letón, tal como deparó el sorteo celebrado ayer en la sede del organismo europeo en Viena. Un equipo desconocido tanto para los aficionados como para los técnicos y los jugadores caístas, que en principio no debería suponer un gran escollo para la consecución del pase a los octavos de final de la competición europea. La contrapartida a un rival asequible la sufrirá el CAI en forma de avión: se temía un viaje largo y los peores pronósticos se han cumplido, ya que la distancia que separa Riga de Zaragoza es la friolera de 2.470 kilómetros. La ida se disputará en el Príncipe Felipe el próximo sábado 4 de noviembre, mientras que la vuelta está prevista para el fin de semana siguiente. El otro equipo español en la competición, el Bidasoa de Irún, se las verá con el Braga portugués procedente de la previa de la Champions.

"No conozco mucho del equipo. No hay jugadores conocidos, y además los suelen cambiar cada año", reconoce Veruljub Kosovac. Sin embargo, el entrenador serbo-sueco ya se ha puesto manos a la obra para buscar informes del primer rival europeo de la historia del CAI. "He hablado ya con bastante gente, entre ellos un entrenador que se enfrentó al Riga el año pasado. He pedido vídeos de los partidos y cuando los tenga elaboraré un informe profundo del rival", señala Kos.

FÍSICO Y CONTRAGOLPE Por lo poco que ha podido averiguar el técnico en las primeras horas tras el sorteo, el Riga no será ni mucho menos un rival fácil. Es el líder de la Liga báltica con cuatro victorias en cuatro partidos. Como la mayoría de los equipos de Europa del Este y la antigua Rusia, el combinado letón basa su juego en la fuerza física. "Como todos en Europa del Este practican un balonmano fuerte y rápido, de contragolpe", dice el entrenador caísta. Otro de los puntos fuertes de los letones reside en su pabellón: "En la anterior eliminatoria no tuvieron dificultades, ganaron los dos partidos ante el Krems austríaco. Seguramente será muy complicado ganarles en su casa, por eso es muy importante conseguir un buen resultado aquí para viajar con más tranquilidad".

El equipo letón está formado en su mayoría por jugadores de su país. Es un conjunto joven, puesto que ninguno de los hombres de la plantilla supera los 26 años. En la última convocatoria de la selección nacional de Letonia, el Riga aportó ocho jugadores a la concentración. Mariano Ortega se enfrentó a esta selección en mayo del 2004 en la fase de clasificación para el Mundial de Túnez: "Del partido de clasificación con la selección recuerdo que nos costó mucho ganarles allí, aunque en casa les ganamos bien. Tenían una defensa dura, y corrían bien al contragolpe".

5.000 KILÓMETROS Uno de los peores temores de la plantilla era un viaje demasiado largo. Y los malos augurios se cumplieron a rajatabla: 5.000 kilómetros se meterá la plantilla entre pecho y espalda sumando el viaje de ida y el de vuelta a Letonia. Una molestia que, además, se suma a la del calendario. Los naranjas se las verán, por este orden, con el Ciudad Real en tierras manchegas, el Riga en casa, el Antequera también en casa, luego el viaje a Letonia y, para rematar, una visita al Palau Blaugrana para enfrentarse al Bar§a. Todo ello en dos semanas. "Hemos tenido mala suerte con el viaje", comenta Ortega."Era un sorteo puro y en ese sentido no podemos hacer nada. Por lo menos, Riga es una ciudad preciosa", se resigna el lateral internacional del CAI.