El Real Zaragoza lleva esta temporada los mismos puntos que tenía la pasada campaña en las cinco primeras jornadas de Liga. Entonces había conseguido 7 puntos y ahora también ha repetido esa cifra, pero a través de caminos diferentes. El curso pasado lo hizo tras haber sumado cuatro empates y una victoria, por lo que todavía se encontraba invicto a estas alturas de campeonato, y en el actual lo ha hecho merced a dos triunfos, ambos en casa, y un empate, también en el estadio de La Romareda. Los otros dos encuentros los ha saldado con sendas derrotas en partidos jugados a domicilio.

Tanto en las cinco primeras jornadas del curso pasado como en las de esta campaña el Zaragoza disputó tres partidos en casa y dos fuera, pero el calendario, teniendo en cuenta la entidad de los rivales, fue más duro entonces que ahora. En la temporada 2005-2006 debutó con un empate en campo del Atlético de Madrid (0-0), luego hizo tablas en casa con el Valencia (2-2) y fuera con el Betis (0-0), venció a Osasuna (3-1) y cedió otra igualada con el Deportivo en La Romareda (1-1). Mientras que en esta campaña se entrenó con derrota en Riazor (3-2), después se impuso de forma consecutiva en casa a Espanyol (3-0) y Mallorca (2-0), perdió en Villarreal (3-2) y empató en La Romareda con el Levante (2-2).

MEJOR ARRIBA Y PEOR ATRÁS El conjunto zaragocista ha mejorado en el inicio de esta campaña el registro goleador de la pasada, puesto que en estos momentos lleva 11 goles a favor por los 6 del curso pasado. Por delante únicamente tiene al FC Barcelona y el Sevilla, con 13 y 12 dianas, respectivamente. Pero, en cambio, ha visto perforada su portería en más ocasiones. Esta temporada ha encajado ya 8 goles y la pasada sólo había recibido 4. El Real Zaragoza es ahora mismo uno de los equipos más batido a domicilio, con seis tantos, cifra que solamente supera el Betis con siete. La apuesta ofensiva de Víctor Fernández ha dado hasta el momento buenos resultados en ataque, pero eso ha provocado desajustes en defensa.