El cambio de entrenador tampoco funcionó. El debut de Toño Ara en el banquillo del CAI Huesca La Magia no sirvió para que el conjunto oscense ganara el primer partido de la temporada. Todo lo contrario. El Peñas sumó la cuarta derrota consecutiva, cuatro en cuatro encuentros, y ahondó un poco más en la crisis de resultados en la que está inmerso. El equipo altoaragonés sólo aguantó el tipo en Ourense, contra el que perdió el playoff de la campaña pasada, durante la primera mitad. En la segunda bajó su rendimiento y los locales lo aprovecharon para llevarse la victoria (91-82).

La primera parte fue muy igualada. Tanto que al descanso se llegó con un apretado 40-39 que lo dejaba todo pendiente de los segundos 20 minutos. El primer cuarto concluyó con 21-17 para el Ourense.

Después de jugar ayer en Ourense, el CAI Huesca La Magia se desplazará el próximo domingo (19.00 horas) a la cancha del Caja Rioja, que fue capaz de derrotar al CAI Zaragoza en la pretemporada y no volverá a jugar como local hasta el 20 de octubre cuando reciba al Lliria.

SIN LORÉS Carlos Lorés presentó la dimisión el lunes después de que el equipo empezara la temporada con un balance muy negativo: cero victorias y tres derrotas (ante el Sabadell y el Rosalía en el Palacio de los Deportes y contra el Vigo fuera). Lorés abandonó el cargo, según dijo, porque no había sabido conectar con la plantilla.

El técnico dejó su puesto después de haber conseguido un meritorio ascenso desde la Liga EBA a la LEB-2, con Benito Doblado como gran protagonista de aquel éxito. La campaña pasada, en el estreno en la tercera categoría del baloncesto nacional, el CAI Huesca realizó un trabajo excelente, se coló en el playoff, aunque al final no lo pudo completar con éxito ya que describió una línea de más a menos en la recta decisiva del campeonato.