La fondista Sun Yingjie, sancionada con dos años de suspensión tras dar positivo por androsterona, anunció que abandonaba a su entrenador, Wang Dexian, tras 10 años de malos tratos en los que llegó a pegar a la corredora con la hebilla de un cinturón. "En más de 10 años de palizas, la última fue la más cruel", dijo Sun, bronce en 10.000 metros en los Mundiales de París 2003. EFE