Parón liguero, tiempo de reflexión. Al igual que en el Real Zaragoza, donde el paréntesis de la Liga por los compromisos internacionales ha servido a la plantilla para hacer propósito de enmienda para acabar con la irregularidad del equipo, en Anoeta, donde la situación es mucho más apremiante, los jugadores realistas han aprovechado los quince días sin partidos para recargar pilas e ilusión. La única manera de salir del pozo es creyendo en las posibilidades del equipo.

Tras su mal inicio de campaña, el parón ha servido a los realistas para indagar en las razones de este mal comienzo. Ahora quieren darle la vuelta a la situación, comenzando por ganarle el domingo al Zaragoza. Al menos así lo ve Álvaro Novo, que confía en que a partir de este fin de semana se inicie para ellos "otra Liga". El ex del Atlético de Madrid y del Mallorca consideró ayer que las dos semanas sin competición han sido positivas para ellos y cree que esto "puede venir bien" para iniciar con bríos renovados la competición y "afrontar las cosas de otra manera hasta que lleguen las Navidades".

La propuesta de marcado acento defensivo que ha dispuesto Jose Mari Bakero ha hecho que la Real, además de ser el equipo más goleado de la Primera División, tenga muchos problemas para acercarse al área contraria, algo que Novo no duda en reconocer cuando dice que parece que al equipo se le ha "olvidado ir hacia arriba".

El centrocampista cordobés, a pesar de todo ello, mantiene la confianza en las posibilidades del conjunto txuri urdin para el final de temporada y cree que su equipo no va a pasar apuros para lograr la permanencia, ya que se mostró convencido de que "hay plantilla para hacer mucho más de lo que estamos haciendo".

Mostrarse fuerte en Anoeta vuelve a ser la receta para superar el mal momento del equipo realista, aunque también aquí deberá mejorar la Real, porque los guipuzcoanos ya no son el temible equipo de hace años en casa y no han ganado en los últimos cuatro partidos ante su público, dos esta temporada y los dos últimos de la temporada pasada.