Michael Schumacher inició ayer en Jerez su cuenta atrás en la preparación del Gran Premio de Brasil, última prueba del Mundial de F-1 que se disputará el 22 de octubre y en la que se decidirá el título. El alemán trabajó a fondo en la primera de las dos jornadas de ensayos que tiene programadas y marcó el mejor registro con un tiempo de 1.16.238 tras completar 117 vueltas. EFE