El pésimo estado del césped de la Nueva Condomina se llevó por delante a Maxi Rodríguez en el amistoso entre España y Argentina. El jugador del Atlético sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, de la que hoy será operado. El Atlético pedirá a la Asociación de Fútbol Argentina (AFA) que haga frente a los daños económicos derivados de la lesión del rojiblanco.

La lesión de Maxi ha supuesto un fuerte golpe para el Atlético. Javier Aguirre trataba de encajar ayer el duro revés. El técnico mexicano desveló que el jugador le dijo que ni Luis Aragonés ni Alfio Basile "querían jugar el choque porque la hierba se levantaba mucho y había mucha tierra". Ése fue el motivo que llevó a Luis a suspender parte del entrenamiento programado en el día previo al encuentro.

UNA DESGRACIA La selección española estrenó un estadio en el que ni siquiera va a jugar el Murcia por el mal estado del césped. Algo insólito que ha provocado el percance del jugador rojiblanco. "Fue una desgracia que nos tocó a nosotros. No le quiero dar más vueltas porque no ganamos nada", declaró Aguirre en rueda de prensa.

El mexicano intentaba no caer en el pesimismo tras conocer el alcance de la lesión de su jugador. A ello le ayudó el propio Maxi. "Esperaba verlo abatido, desganado y hecho polvo física y anímicamente, pero está animado. Era un referente en el equipo y ahora Galletti será su sustituto", añadió Aguirre, que recordó que es la tercera lesión en tres meses después de las de Miguel y Gabi. Este último acaba de volver al equipo tras sufrir un accidente de coche y romperse la clavícula.

Enrique Cerezo, presidente del Atlético, mostró su malestar por el percance y exigirá a la AFA que asuma los daños. "Es lógico que se responsabilice de la baja de Maxi, que nos cuesta mucho dinero. Argentina tiene firmados varios amistosos por Europa que organiza una empresa de capital ruso. La AFA debe tener un seguro que asuma el riesgo de la lesión", dijo Cerezo.

ASUNTO POLAMICO El asunto de la cesión de jugadores internacionales para los amistosos es problématico y lleva trayendo cola mucho tiempo. Ahora, con la lesión de Maxi, las voces críticas desde el seno del Atlético se han agudizado. Cerezo manifestó que "el Atlético de Madrid siempre ha cedido, cede y cederá sin problemas a sus internacionales a las Federaciones nacionales para jugar partidos oficiales, pero el asunto de los amistosos debe ser regulado cuanto antes por la FIFA". Para Cerezo los partidos internacionales de selección deben jugarse en el mes de mayo, una vez acabados todos los torneos nacionales.

La AFA, por su parte, no tardó en contestar al dirigente rojiblanco y se remitió al reglamento del máximo organismo futbolístico internacional. "Es el club el que debe asegurar a un jugador cuando éste es convocado a jugar con la selección de su país", afirmó ayer un portavoz del estamento argentino.

Sobre la petición del Atlético de que la AFA se hiciera cargo de los gastos económicos derivados de la lesión del centrocampista argentino, el portavoz de la asociación aseguró: "No hemos recibido de parte del Atlético de Madrid ninguna reclamación todavía". El informante insistió en que "el reglamento es claro en cuanto a esto", así que en la federación argentina no esperan una resolución en firme que les obligue a cubrir las pérdidas atléticas por la lesión de su jugador.