Un juez francés impuso ayer a Henri Sérandour una multa de 20.000 euros y tres meses de prisión, exentos de cumplimiento, por haber dado un trato de favor en la concesión de contratos del Comité Olímpico Francés, que preside, a la empresa de su esposa. Sérandour es miembro del Comité Olímpico Internacional (COI) y se arriesga ahora a ser expulsado del organismo. AFP