El internacional sub 21 Javi Garrido se reincorporó ayer a la Real Sociedad, próximo rival del Real Zaragoza, y lo hizo con muchas ganas de ver reaccionar a su equipo. "Ya es hora de dar una alegría. He visto al grupo con muchísimas ganas de hacer un buen partido y de ganar en Anoeta", afirmó el defensa donostiarra, quien añadió: "Estamos colistas y el equipo necesita los tres puntos para ir sacando la cabeza. Cuando cosechemos un par de buenos resultados la moral va a ir subiendo y las sensaciones serán diferentes".

ELOGIOS AL RIVAL De todos modos, Garrido no se fía del Zaragoza. "Ha hecho una inversión fuerte. Es un equipo competitivo, bueno atrás y con calidad arriba. Será un partido disputado y trabado", vaticinó el internacional sub-21, quien confía en el apoyo de los aficionados locales para lograr el triunfo el domingo. "El calor de la afición va a ser muy importante y estoy seguro de que se va a notar", dijo el lateral.

La Real Sociedad necesita de forma imperiosa la victoria y si las cosas no salen bien desde el principio podría haber pitos por parte de la afición donostiarra, pero Javi Garrido prefiere no pensar en esa posibilidad. "Aunque a nadie le gusta recibirlos, es totalmente respetable. Yo creo que hay muchísima más gente que apoya, pero de todos modos para que nadie pite lo que tenemos que hacer es plantar cara al rival desde el principio. Si eso es así, el graderío estará con nosotros al 100%", afirmó Garrido.

A PUERTA CERRADA La Real Sociedad siguió preparando ayer la confrontación contra el Real Zaragoza y lo hizo con un entrenamiento a puerta cerrada en el estadio de Anoeta. La sesión tuvo dos horas de duración y estuvo centrada principalmente en el trabajo táctico. Mikel González tuvo que retirarse en mitad del entrenamiento por una contusión muscular en el cuádriceps derecho. Por otra parte, el meta chileno Claudio Bravo, que ha estado con su selección, se reincorporará hoy a los entrenamientos. Ayer su puesto fue cubierto por Ramírez, del Sanse. La Real se entrenará de nuevo esta mañana, pero lo hará en las instalaciones de Zubieta y a puerta abierta.

José Mari Bakero, entrenador del cuadro donostiarra, podría presentar el siguiente equipo en el partido contra el Zaragoza: Riesgo; Gerardo, Ansotegi, Labaka, Aitor o Garrido; Prieto, Mikel Alonso, Rivas, Aramburu; Fabio Felicio y Kovacevic.