El seleccionador está prácticamente convencido de que en la reunión de la junta directiva de la Real Federación Española de Fútbol que se celebrará el día 20 de este mismo mes en Bilbao no se tratará su destitución. El técnico fue rotundo tras los comentarios surgidos sobre su posible sustituto: "Si esto me pasa en un club, hubiese dado un puñetazo en la mesa". Luis es consciente de que la situación de España "es delicada" tras las victorias de Suecia, Dinamarca e Irlanda en los partidos del grupo de España que se disputaron el miércoles mientras la selección, a la que tocaba jornada de descanso, se enfrentaba a los argentinos. El técnico tiene asumido que el primer puesto del grupo se ha puesto casi imposible. "Habrá que aplicarse mucho en los próximos encuentros", dijo.