Llega la séptima jornada para el CAI y una nueva oportunidad para que el equipo dé muestras de una mayor cohesión y un mejor juego. Visita al Arrate (19.00 horas) en uno de esos encuentros cuyo resultado final puede acabar marcando la diferencia entre una buena temporada y otra del montón. No es una pista sencilla ni un rival más accesible que otros. De hecho, la pasada jornada fue capaz de vencer en Granollers, allí donde el CAI no consigue puntuar todavía, por lo que el triunfo exigirá al equipo de Kosovac empezar a mostrar algo de lo mejor de sí mismo.

El técnico serbosueco ya ha podido contar con todos sus jugadores, después de que Sorli y Hammarstrand se recuperaran de sus molestias musculares, pero Kos y los suyos tienen cada vez menos tiempo para alcanzar un nivel aceptable. En dos semanas, el CAI Aragón iniciará una particular lucha contra el tiempo, con dos partidos por semana y pocas sesiones para intentar corregir errores, por lo que al equipo aragonés le conviene asentarse cuanto antes en la tabla.

Enfrente tendrá a un Arrate que ha ido de menos a más, mostrando una notable progresión desde el inicio de la campaña. El gran estado de forma del portero Malumbres, la cada vez mayor cohesión defensiva y la mejora física de los hermanos Cutura ha tenido mucho que ver en el despertar del cuadro que dirige Viktor Debre, ahora más tranquilo tras dejar atrás la plaga de lesiones que les asolaron durante la pretemporada. Una nueva prueba de madurez para el CAI.