El fervor por el CAI Zaragoza no tiene límites. Esta afirmación no es tan cierta. El tope lo ponen las 11.000 butacas blancas, coloradas y naranjas que acomodan el foro del Príncipe Felipe. Pero la ampliación del pabellón zaragozano quizá deberá pasar por la cabeza de alguien si la afición del equipo de LEB sigue empeñada en apoyar a sus colores hasta alcanzar la Liga ACB. La entidad hizo pública ayer una nueva cifra récord en cuanto a la fidelidad de sus aficionados. Según las cuentas de la entidad, el CAI Zaragoza será apoyado esta temporada, la quinta de existencia, por cerca de 9.700 socios.

El CAI Zaragoza revisó ayer sus cifras y filtró la noticia. Con la inclusión de los diferentes acuerdos con patrocinadores, entidades oficiales y colegios (unos 1.900 carnets), el club presidido por Javier Loriente roza la decena de millar de simpatizantes. Este grupo se añade a la magnífica cifra de renovaciones y nuevos socios que se han realizado a lo largo de la campaña de abonados y que se ha establecido en 7.800 personas.

SOLO POR DETRÁS DEL UNICAJA Si el CAI Zaragoza ya podría jactarse de una envidiable afición, una de las mejores de España y Europa, ahora puede elevar un poquito más la cabeza. Según los datos ofrecidos por los diferentes clubs de la ACB, solo el Unicaja posee con una afición más fiel. El campeón de la Liga cuenta con 10.000 socios y su cancha, el Martín Carpeta es una olla a presión, donde es un milagro encontrar una entrada libre para los partidos locales del exequipo de Mateo.

La cascada de nuevos socios, más que a la atracción que puede causa una liga menor como la LEB, y a la consecución de objetivos deportivos del equipo aragonés, se debe al tirón que actualmente tiene el baloncesto tras la consecución del Mundial, y la consiguiente publicidad, que obtuvo en el pasado mes de septiembre la selección de baloncesto, además de la debilidad histórica, manada de la anterior época en la ACB, de Zaragoza por el deporte de la canasta. Esta fidelidad, mostrada en los últimos cuatro años sin fallo, podrá verse in situ mañana en el partido ante el Tarragona (19.30). En el primer encuentro en casa, ante el Tenerife, el Príncipe Felipe registró una entrada de 7.500 asistentes.