No se fían del colista. "Nunca sabes qué es mejor, que el rival esté bien o mal, porque en una situación angustiosa también sales a tope para intentar buscar un buen resultado", anunció Zapater. El vestuario del Zaragoza no mira los apuros de la Real Sociedad y piensa sólo en sacar los tres puntos de Anoeta superando a un enemigo que necesita imperiosamente sumar para abandonar la última plaza que ocupa en estos momentos.

"Hay que jugar con eso, con los posibles nervios del rival, pero nos tenemos que mirar sobre todo a nosotros mismos. De todas formas, las urgencias en la jornada sexta no son las que hay en el tramo final. Esto acaba de empezar y no creo que la Real caiga demasiado en la desesperación", añadió el centrocampista del Zaragoza.

EXPERIENCIA EN VILLARREAL La visión del ejeano la comparte el resto de la plantilla, que además ha vivido una experiencia reciente en el partido frente al Villarreal, donde el equipo aragonés cayó derrotado. Igual que ahora, era un rival en apuros, con un solo punto y que necesitaba remontar en casa su mala situación: "Podemos asociar los dos encuentros y tenemos que ser inteligentes para que no nos vuelva a pasar. Es verdad que la Real no tiene jugadores de tanta calidad como el Villarreal, pero van a luchar a muerte por estos tres puntos, para ganarnos sea como sea, ya sea jugando directo, al toque, o como sea", reseñó Juanfran, que volvió a incidir en la importancia de jugar a un buen nivel todo el partido y no volver a caer en la irregularidad.

César Sánchez ya anunció el tipo de partido que espera en Anoeta. "Saldrán a morder, porque es un sitio donde se suele jugar así y ahora más por la necesidad que tienen, ya que no quieren pasar por lo mismo que han vivido los dos últimos años. Tenemos que abstraernos de eso, hacer nuestro partido. Nos tiene que ser indiferente si la Real necesita o no los puntos. Lo más importante somos nosotros, cómo afrontamos ese tipo de partidos", aseveró el guardameta, que suele ser muy sincero cuando le toca analizar la realidad del equipo. "Si nos pasan por encima porque le echan más ganas que nosotros no será nada bueno para el Zaragoza".

Por eso, César habló de la importancia de sumar los tres puntos en Anoeta, que supondría estrenar el casillero fuera después de regresar de vacío de Riazor y El Madrigal: "Para nosotros también es una necesidad ganar nuestro primer partido a domicilio y esa ambición es buena, siempre y cuando no nos lleve a la ansiedad", sentenció.