"Para un portero siempre es importante no recibir goles", bromea César, que ha encajado cinco en los dos últimos choques. Eso sí, se muestra comprensivo con la apuesta ofensiva de Víctor: "Todo hay que valorarlo en la justa medida y estamos arriesgando mucho arriba. La solidez es un punto importante, pero me interesa que mi equipo gane no que le hagan pocos goles. Aunque es verdad que una cosa suele llevar a la otra...".