El CAI Zaragoza volvió ayer por la tarde a los entrenamientos tras la primera victoria de la temporada en Los Barrios. El triunfo, en la prórroga y tras mucho sufrir (93-95), ha dado la tranquilidad necesaria para trabajar de cara a afrontar mañana mismo (19.30 horas), y con el apoyo de la mayoritaria afición del Príncipe Felipe, la quinta jornada de la Liga LEB ante el Tarragona, en un partido en el que se espera que se confirme el cambio de resultados del equipo de Chus Mateo.

La tarde de ayer estuvo protagonizada por el susto que dio Juan Pablo Sartorelli en mitad del entrenamiento. El base argentino, que no está realizando un buen inicio de Liga, cayó sobre el pie de Alberto Angulo durante una jugada. Sartorelli fue atendido y, para rebajar el golpe, colocó hielo sobre el tobillo dañado, aunque no es duda para el partido de hoy y podrá jugar ante el Tarragona. Salvo la baja de larga duración de Rafael Vidaurreta, Chus Mateo contará con todos sus jugadores.