Una vez superado el tramo inicial de la Liga, el Zaragoza empieza desde mañana una parte del campeonato en la que enseñar cuáles son sus aspiraciones reales en el torneo. Así lo dejó claro ayer Juanfran: "Viene ahora un tramo de Liga difícil e interesante para marcarnos las pautas de dónde queremos estar, por lo que hay que apretar los dientes a partir de ahora", dijo el lateral, que dio a la cita de mañana frente a la Real Sociedad un carácter vital para que se inicie ese proceso de marcar la tendencia real del Zaragoza en sus objetivos. "El de Anoeta es un partido en el que tenemos que plantearnos como meta empezar a abrir brecha ya en la tabla. Tenemos siete puntos y llegar ya a diez sería bueno para intentar quedarnos todo el año en la zona alta. Sin embargo, no lograr un resultado positivo nos vendría fatal porque supondría quedarnos en mitad de la tabla, lejos de una cosa y de otra".