El Bella Easo Casablanca sigue sin levantar cabeza y ni siquiera jugando en casa pudo evitar una derrota abultada. Esta vez, en la tercera jornada de la Liga Femenina-2, fue el Viladecans (57-74) el verdugo de las aragonesas, últimas de su grupo.