Ha sido una victoria trabajada y totalmente merecida. Supimos reaccionar al gol de ellos y, tras la expulsión de Rivas, se pusieron las cosas más fáciles", afirmó ayer Diego Milito tras el triunfo conseguido por el Real Zaragoza (1-3) en el estadio de Anoeta. El ariete argentino fue el autor de dos de los tres goles anotados por el Zaragoza frente a la Real Sociedad, pero prefirió destacar la victoria del equipo por encima de su actuación personal. "Siempre es muy bonito conseguir goles, pero, como ya he comentado en otras ocasiones, lo importante es que hemos ganado. Eso es lo que más contento me pone", comentó el delantero, que ya lleva marcados cinco tantos en esta Liga.

El segundo gol anotado por Diego Milito, tercero en la cuenta del Real Zaragoza, llegó tras un rápido contragolpe que finalizó con un gran servicio de Sergio García --que acumula ya tres asistencias esta temporada-- sobre su compañero. "Me limito a aportar mi granito de arena", dijo el jugador catalán, quien añadió: "Estoy muy satisfecho por el buen partido del equipo y por esta victoria. No debemos ponernos ningún limite y tratar de hacer las cosas cada vez mejor, porque tenemos gente de mucha calidad". Sergio actuó de titular en el estadio de Anoeta por la baja por lesión del brasileño Ewerthon.

MUY SUPERIORES La gran novedad en el once inicial del Zaragoza frente a la Real Sociedad fue Albert Celades, que hasta el momento no había sido titular en el presente curso. "Esta vez creo que hemos sido muy superiores, sobre todo en la segunda parte. A raíz de la expulsión de Diego Rivas hemos sabido entender muy bien el partido. Con un jugador más hemos sabido mover el balón rápido, a dos toques, y por eso ha parecido más sencillo, pero la victoria también ha sido trabajada", aseguró Celades, que estaba sobre todo satisfecho por el triunfo. "A todos nos gusta jugar, pero sobre todo estoy satisfecho porque hemos ganado. Eso es lo primordial. Nos hacía falta vencer fuera de casa y lo hemos conseguido, que es lo importante", dijo el andorrano.

Alberto Zapater destacó la importancia de la primera victoria cosechada esta temporada por el Zaragoza fuera de casa tras el empate cedido en La Romareda en la anterior jornada con el Levante (2-2). "Se perdieron dos puntos en casa y aquí había que ganar o ganar, porque en caso contrario los otros equipos puntúan y se van para arriba en la clasificación. Necesitábamos este triunfo para convencernos de que también podemos ganar fuera", explicó Zapater. El aragonés reconoció que podían haber ganado aún por mayor ventaja, pero aclaró que "estos partidos hay que saber jugarlos y tener el balón porque nunca sabes lo que puede pasar. Lo bueno es que logramos los tres puntos".