Las pruebas realizadas ayer por la mañana confirmaron que el extremo búlgaro Martín Petrov sufre una rotura en el ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, que le tendrá apartado de los campos durante unos seis meses. Durante el primer tiempo del partido contra el Recreativo, Petrov quiso frenar en seco tras una larga carrera, cargó todo el peso sobre la pierna izquierda y la rodilla cedió. Fue el primero en darse cuenta de la gravedad de la lesión. El estado del terreno de juego era bueno y no tuvo nada que ver.

Tres días antes, el deplorable estado del césped de la Nueva Condomina, que se inauguraba para el España-Argentina, fue el principal causante de que Maxi se produjese exactamente la misma lesión cuando, con el balón controlado a escasa distancia de la frontal del área, buscaba una posición de disparo. Ambos jugadores serán operados hoy por la mañana en la clínica Cemtro por un equipo dirigido por los doctores Pedro Guillén y José María Villalón, jefe de los servicios médicos del Atlético.

La de Petrov es la cuarta baja por lesión grave que registra el Atlético en lo que va de temporada. A Miguel, el prometedor centrocampista procedente del Hércules, le quedan todavía un mínimo de dos meses por luxación de tobillo. Gabi se rompió una clavícula en un accidente de tráfico tras la disputa del partido de Liga contra el Sevilla.