Vitor Faverani juega dos Ligas, una brillante en el Príncipe Felipe y otra fugaz lejos de Zaragoza. La política protectora que el CAI y Chus Mateo están imponiendo en torno a la precoz joya brasileña (18 años) está provocando un desfase entre su utilización como local y visitante. En estas cinco jornadas, las estadísticas de Faverani desvelan que el técnico, temeroso de que las expectativas creadas sobre el brasileño le pesen demasiado, prefiere que su jugador madure sin prisas y gane la experiencia que le falta ante el mimo de la Marea Roja y lo protege en el banquillo de los peligros de pistas ajenas.

Mateo apenas da minutos al suramericano fuera de Zaragoza. En Gandía, Palma y Los Barrios, Vitor disputó 31 minutos, una media de 10, solo un cuarto, poco para un jugador extracomunitario (se espera su nacionalización antes de fin de año) y más tras la lesión de Vidaurreta, que ha debilitado la posición de 5, dejando a Jo Jo como titular.

La diferencia con los dos partidos en el Príncipe Felipe (Tenerife y Tarragona) es significativa. Faverani suma 44 minutos en ese par de citas caseras, 22 de promedio, el doble que lejos de Zaragoza.

Superioridad física

Este abismo temporal se traduce de forma cualitativa en el juego de Faverani. El fruto de su actividad en el Príncipe Felipe es propia de un jugador excelente y ha firmado 14 puntos tanto en la derrota frente al Tenerife como en la victoria ante el Tarragona, donde su altura (2,11) fue explotada para generar la superioridad física con la que el CAI canalizó su remontada final. Esta media anotadora está muy distante de la que obtiene fuera de Zaragoza (2,3).

Esta doble realidad se explica en la cantidad de tiros que Faverani realiza en casa y en las salidas. Mientras como local ha hecho 22 (un triple incluido) y ha convertido 11 (50% de acierto), lejos del hogar solo ha lanzado una vez, que erró en Palma, y su bagaje anotador se limita a tiros libres (7/8).

Otro apartado estadístico desajustado es el del rebote. Si solo se contarán los rechaces que caza en el Príncipe Felipe, Faverani tendría una media asombrosa (11) en el cómputo total y también en el particular de rebotes ofensivos (5). Estas cifras no se mantienen en los tres duelos que el CAI disputó como visitante, en los que Faverani solo sumó cuatro capturas, todas defensivas (1,3 de media).

Aunque es la valoración el dato que mejor engloba esta variación en la producción de Faverani. El brasileño ha obtenido 34 puntos ante sus aficionados y solo 7 lejos de ellos. Más visible es la diferencia de la valoración por minuto jugado: un impresionante 0,77 en Zaragoza y un pobre 0,22 fuera.