La campaña aragonesa que finaliza el próximo 31 de octubre ha estado protagonizada por las mujeres. María José Pueyo, María José Poves e Isabel Macías representan a una categoría que está en alza. La gran competición anual fue el Campeonato de Europa disputado en Goteborg y a él acudieron Pueyo, Poves y Macías. En la competición más importante del curso su actuación no pasó de discreta, pero lo importante es que formaron parte del equipo español.

Este dato histórico contrasta con la mala suerte de los hombres. A Javier Gazol, Eliseo Martín y Roberto García, los tres cabezas de cartel del atletismo aragonés, no les quedó más remedio que quedarse en casa viendo los Europeos por la televisión.

El asalto del terceto femenino a Goteborg no es un hecho aislado y se integra en una época de vacas gordas para el atletismo femenino español. Es significativo el cuarto puesto de equipo femenino de Aragón en el Torneo de Federaciones de Primera en la competición celebrada en Puertollano con un grupo encabezado por Isabel Macías, Luisa Larraga, María José Poves, María José Pueyo, Shawnee Johnson, Raquel Fraguas, Laura Ginés y Élian Périz. La guinda la volvió a poner el Scorpio Mondo femenino, que es el único equipo aragonés que se sitúa en la máxima categoría de la Liga Nacional de Clubs. El conjunto capitaneado por Esther Lahoz terminó en undécima posición.

Final impresionante

A este trío de lujo que compitió en Suecia, hay que añadir a Luisa Larraga, que firmó un final de temporada impresionante con su plata en el Nacional de medio maratón y el bronce en el 5.000 de Nacional al aire libre. En el mediofondo, Isabel Macías y Élian Périz se convirtieron en dos de las españolas con más progresión. En el Nacional absoluto al aire libre las dos únicas medallas se las llevaron dos mujeres, Luisa Larraga, bronce en el 5.000, y María José Poves, oro en marcha. María José Poves siguió mejorando su tiempo en maratón. Ahora es la segunda de España con 2.33.30. Por su parte, Isabel Macías obtuvo el único récord de Aragón absoluto. La atleta del Valencia corrió los 1.500 en 4.11.73.

La actuación de los hombres no pasará a los anales de la historia del atletismo aragonés. Eliseo Martín basó toda su campaña en los Europeos, pero el día clave, en los Nacionales al aire libre de Zaragoza, fue víctima de una carrera perra y terminó el cuarto. Aunque no se puede olvidar su cuarto puesto en el Nacional de cross de Oviedo y sus buenos 8.18.90 en los 3.000 obstáculos. Roberto García se lesionó en el momento clave del año y no pudo coger el tren del Europeo. Pese a todo, sus últimos meses del curso fueron magníficos.

Irregular

Javier Gazol es el líder nacional de la pértiga. Pero el najino volvió a mostrar su gran irregularidad y protagonizó el pufo en los Nacionales absolutos al aire libre donde era el favorito y no se clasificó. El atleta del Hinaco Monzón da señales de estancamiento. Pese a todo, es el único aragonés que encabeza el ránking nacional de su especialidad junto a María José Poves. Carlos García sigue encadenando lesiones aunque su calidad le permitió acudir al Mundial de cross con su hermano Roberto.

En el apartado de clubs, junto al Scorpio Mondo femenino, un sensacional Hinaco Monzón masculino continúa por decimotercer año consecutivo en Primera. El equipo dirigido por Javier Bordes sigue basando su fuerza en el trabajo, la afición y la tradición. Sin embargo, en Zaragoza prosigue la fuga de atletas por una migajas. El Scorpio y el Helios masculino son el ejemplo contrario a los oscenses y los equipos zaragozanos no se ponen de acuerdo para construir un equipo serio de Liga. En cross, el Adidas de Eliseo y los García prosigue su dictadura en el Viejo Continente con un nuevo titulo Europeo de campo a través.

En cuanto a los jóvenes, las categoría júnior está encabezada por atletas como Aitor Martín, Guillermo García y David Hernández. Los dos primeros fueron al Mundial de Pekín y Martín volvió al primer plano con sus dos oros en los Nacionales y su marca personal en los 400 con 47.14.