A la quinta va la vencida, o por lo menos eso es lo que persigue el CAI Huesca hoy ante la desilusionada afición del Palacio de los Deportes. Salir de la crisis que se ha llevado por delante al técnico Carlos Lorés y en la que el equipo aragonés de encadena cuatro derrotas y no conoce la victoria todavía, es el objetivo que esta noche (21.00 horas) se marca el conjunto que dirige Toñín Ara. Enfrente estará el Cibo Lliria, una de las sorpresas de la Liga LEB-2, sexto con un balance de 3-2, pero que todavía no conoce la victoria fuera de su pista. E. P.