Terminó el entrenamiento y Víctor y Ewerthon se quedaron hablando sobre el césped. Fue una charla de diez minutos en la que cambiaron impresiones sobre el estado físico del futbolista tras superar una microrrotura en el biceps femoral derecho y en la que el técnico le dejó entrever que hoy no sería titular, con lo que confirmó que salvo sorpresa mayúscula repetirá el mismo once que logró la victoria en Anoeta.

El brasileño, que se encuentra plenamente recuperado de la lesión que sufrió ante el Levante, regresa a la citación, pero Sergio García mantendrá su plaza en el ataque junto a Diego Milito frente al Betis. Mientras, Ewerthon parece fijo ante el Hércules en la Copa y la gran decisión para Víctor sobre ambos llegaría en el Calderón ante el Atlético.

El técnico del conjunto aragonés dejará hoy fuera del equipo al brasileño porque acaba de recuperarse de su lesión y porque Sergio García se ganó su plaza a base de fútbol, asistencias y goles. En Anoeta el catalán aprovechó su ocasión y agarró fuerte una plaza en el once que de momento no perderá. De todas formas, si las cosas se ponen feas es seguro que el goleador brasileño tendrá minutos tras el descanso.

SIN DEBATES Y PREOCUPACIONES A pesar de ese diálogo, Víctor no dio pistas de una decisión tomada en la práctica. No lo hizo en el partidillo, donde alineó a Sergio García y a Ewerthon en el mismo equipo, ni después en la sala de prensa. "No voy a entrar en debates. Los dos jugadores son buenos, han dado un gran rendimiento, con goles y asistencias, por lo que el entrenador no se equivocará. El problema sería que no estuvieran bien ninguno de los dos", señaló el entrenador.