Sólo lo hizo en Valencia y no salió bien (2-1), pero Javier Irureta medita disponer un trivote en la medular bética para contener el juego zaragocista en esa zona. Eso haría que entrara en el once Miguel Ángel para formar en el medio junto a Rivera y Vogel, con Odonkor --que tiene más opciones que Maldonado--, Edu y Robert como hombres más adelantados. Si el técnico no se decide por una apuesta tan conservadora, Wagner o Xisco entrarían en la banda izquierda en la mediapunta y Miguel Ángel pasaría al banquillo.

Ésa es la principal duda de un Betis que afronta el partido con la intención de comenzar su ansiada recuperación, tras su irregular deambular por la actual Liga.

19 JUGADORES Para este partido Javier Irureta ha convocado a 19 jugadores, entre los que no está el delantero brasileño Rafael Sobis, sancionado, y tampoco Dani, éste por decisión del técnico natural de Irún. Sí contará Irureta con Robert, aunque el delantero brasileño tuvo esta semana algunos problemas de abductores, así como con el capitán Juanito, pese a tener una fractura de nariz y que ha empleado una máscara protectora en los entrenamientos, aunque no lo hará en el partido.

Otra novedad en la convocatoria de los verdiblancos es la entrada del también brasileño Marcos Assuncao, una vez recuperado de una lesión --que se produjo en Valencia, en la jornada inaugural-- que le ha impedido estar en los últimos cinco partidos. También se une a la lista el alemán Odonkor, que tiene muchas posibilidades de ser titular.

EL ENTRENADOR, TRANQUILO Irureta dijo ayer que ante el Zaragoza, en principio, no quiere un empate, pero reconoció que "a lo mejor luego hay que darlo por bueno, pero en principio no lo firmo. Lo que necesitamos son triunfos, dos seguidos, para que llegue la tranquilidad".

El entrenador vasco tiene un alto concepto del Zaragoza, pero observa un posible punto débil. "En casa tiene más problemas que fuera, al parecer, pero el Zaragoza posee muchos jugadores desequilibrantes de verdad y mucho potencial ofensivo", señaló.