A falta de mayor trascendencia para el futuro de la Liga, con ocho meses por delante, parece el clásico de la redención. El Madrid y el Bar§a se miden mañana en el Bernabéu con la necesidad de redimirse de las dudas y las sospechas que les atormentan. Los blancos están obligados a ganar para rebatir las críticas a su juego y no alejarse a ocho puntos del Bar§a. Los azulgranas necesitan desmentir que no son el mismo equipo campeón de los dos últimos años. Raúl aún debe confirmar su rehabilitación goleadora y a Ronaldinho se le exige desmentir que no está en buena forma.

La estrella azulgrana se enfrenta a un ambiente de recelo. Parece extendida la sensación de que no está a su nivel. Él lo niega: "No me enfada que digan que no río porque no he cambiado. Soy el mismo de siempre". Pocas sonrisas esbozó, sin embargo, dos días antes de regresar al campo que se rindió a su talento.

Esta vez no tendrá a Etoo de compañero --"le echamos de menos por lo que hacía en el campo y yo, por el entendimiento que habíamos adquirido"-- ni verá a su amigo Ronaldo en el campo. El astro del Bar§a encontró ayer otro abogado defensor en Raúl. El capitán blanco desconfía del presunto mal momento del brasileño porque en el clásico "saca su mejor juego". Pero la derrota del campeón en la Champions sirve como referencia para el Madrid. "Hay muchas formas de ganar al Barcelona y una de ellas es como lo hizo el Chelsea", declaró Raúl.

El delantero pide tiempo para Capello, con quien cree que se puede ver espectáculo. Aunque, a pesar de alabar al fútbol italiano, se decanta por "la libertad y el buen juego que se ve a veces en España".

Pese a esa confianza, Raúl no tiene ningún reparo en elogiar al conjunto azulgrana. "Es el actual campeón y ha enriquecido su plantilla. Van los primeros y siguen en la misma línea. Nosotros ya hemos perdido cuatro puntos en casa y no podemos alejarnos más del Bar§a. Quedarnos a ocho puntos de ellos sería una distancia importante", declaró Raúl, que no cree que se repita la exhibición azulgrana de la pasada temporada: "En aquel partido solo hubo un equipo. Este año el Bar§a no ganará con esa facilidad".