En un partido tedioso que ambos entrenadores prepararon a la defensiva, el Deportivo superó al equipo de Aguirre gracias a un gol de cabeza del exatlético Arizmendi. Los de Caparrós consiguieron de esta forma su cuarto triunfo en Riazor, donde cuentan sus partidos por victorias.