Pablo Miramón es un joven de 20 años, inquieto, con ganas de aprender y superarse, que está muy ligado al mundo deportivo, como deja ver el hecho de que está estudiando un módulo de grado superior de animación de actividades fisico-deportivas. Sus inicios en el mundo del fútbol fueron en su colegio, el Hermanos Marx: "De ahí me fui al Amistad, siendo aún benjamín, y al dar el salto a infantil me fichó el Stadium Casablanca", equipo en el que estuvo hasta la finalización de su etapa en el fútbol base.

Tras acabar su etapa de formación, dio el salto a Tercera División, militando en las filas del Atlético Calatayud, en el que, lamentablemente, no dispuso de muchos minutos a lo largo de toda la temporada: "Pero me encontré bien, fue una buena experiencia". Tras este paso fugaz por Tercera, no tuvo ningún reparo en descender de categoría para defender los colores del Universidad, por varios motivos: "Da igual la categoría, el equipo es mejor y aquí se puede aspirar a llegar a más lejos. Pero tal vez lo más importante es que estoy en Zaragoza, en casa, y no me tengo que desplazar para entrenar".

El Universidad se está mostrando intratable en su andadura por Regional Preferente: "No nos relajamos, no queremos dar pie a sorpresas. Ayer marcamos seis goles, pero no nos han regalado ninguno. Salimos como siempre, a ganar, y los hemos marcado porque los hemos ido a buscar". El equipo de Antonio Berdejo va con paso firme y, de momento, sólo ha cedido un empate, ganando el resto, con algunos marcadores muy claros, dejando muy claro cual es su objetivo: "Tenemos que ascender", no hay otra idea en el mente de este jugador, es la única meta admisible, siempre y cuando el Real Zaragoza B logré también el objetivo de subir a Segunda División B.

Pablo juega de mediocentro, y su modestia se deja ver al hablar: "Sé que puedo mejorar en muchos aspectos, tengo 20 años y aún tengo tiempo". Su hermano, Jorge, juega en el División de Honor Juvenil del Real Zaragoza, pero sus horarios son incompatibles: "Aún no he podido ver jugar a mi hermano". A la hora de hablar de su futuro lo ve muy lejano, aún no se ha planteado retos, prefiere ir paso a paso: "De momento quiero seguir en este equipo y lograr el ascenso a Tercera, el año que viene ya se verá".