El Caspe tuvo su mejor oportunidad a los 10 minutos, en el único despiste de la zaga local. A partir de ahí, fue el Binéfar el que gozó de las mejores oportunidades, sobre todo por medio de Del Moral, el autor de un gran gol de cabeza, al rematar un medido centro de Prats. A destacar la seguridad defensiva del cuadro local, sobre todo gracias a la labor de Roberto, Ortiz y Sanrromán, y la importante baja de Josan.