El Hércules sumó un empate (2-2) en Salamanca en un partido marcado por la lluvia y en el que el conjunto local llevó el peso del juego ante un rival muy práctico. El equipo alicantino se adelantó por dos veces, primero con un gol de penalti de Benítez en el 21, que fue enseguida igualado por Braulio, y, ya en la segunda parte, con un tanto de Moisés. Sin embargo, Tortolero estableció el empate final, que deja al Hércules con ocho puntos en uno de los puestos de descenso a Segunda División B (19°).