--Otra victoria, en zona UEFA, cada vez ofreciendo mejores señales... La afición tiene razones para soñar con algo grande.--Tenemos los pies en el suelo y las ideas claras. Nuestro mensaje siempre es y ha sido el mismo, quizá de parte de la prensa y del entorno han podido llegar otros, ya que cuando se pierde parece que peleamos por el descenso y si se gana se asegura que iremos a la Champions. Sabemos dónde estamos y lo que queremos; intentaremos hacer todo lo posible para alcanzar esa meta europea que marcamos, algo que no es fácil, pero el camino que llevamos es el correcto.

--Insisten también en que al equipo le falta por mejorar y por crecer, pero esa mejoría siempre es más fácil al calor de los triunfos.--Cuando se gana todo es mucho mejor, la predisposición, la tranquilidad... Los buenos resultados y verte en la zona alta dan confianza y seguridad, lo mismo que jugar como lo hicimos en el primer tiempo frente al Betis. Son señales positivos y nos hacen ilusionarnos.

--La pena es la irregularidad, esas dos caras en el mismo partido. Ante el Betis se volvió a repetir...--No es fácil ser muy regular en una Liga tan competitiva como ésta, con equipos de un nivel parejo. Sería lo ideal jugar a un nivel alto todo el partido y semana a semana, pero hay pocos bloques capaces de eso. Somos muy autocríticos, siempre queremos hacerlo bien y es mejor corregir desde las victorias, algo que podemos hacer ahora. Debemos mejorar en la irregularidad y seguro que llegará.

--Estuvo a un buen nivel en el partido ante el Betis.--No me gusta hablar de mí y, es más, no creo que lo deba hacer, ya hay otros encargados de eso. Siempre después de cada partido hago un balance para mí de lo hecho individual y colectivamente y lo que trato es de aportar lo máximo.

--El que está en un momento fabuloso es su hermano Diego, no para de marcar goles.--Está haciendo las cosas muy bien y se merece lo que le está pasando. Aporta goles, pero más cosas como sacrificio a la hora de recuperar la pelota o un oxígeno para el equipo, porque tiene el balón, lo protege y provoca faltas. Ojalá que le dure mucho tiempo el buen momento por el bien de él y del equipo.

--Para usted la alegría por ese gran momento será mayor.--Claro. Es una satisfacción especial por ser su hermano. Eso se añade al beneficio de un compañero, que también lo es, y del equipo en su conjunto. Es una alegría triple.--En este momento es el Pichichi

--En este momento es el de la Liga con Kanouté. Se lo imagina logrando ese trofeo.--No es fácil porque en España hay grandes delanteros y resta mucha Liga, pero los goles que tiene ya están ahí. De lo que no tengo dudas es que ahora mismo es uno de los delanteros más en forma en Europa.

--Eso sería suficiente para que regresase a la albiceleste, donde usted es un fijo para Basile.--Estoy contando con la confianza del seleccionador y Diego está haciendo méritos suficientes para ir. Ya lo demostró el año pasado, aunque al final no tuvo el premio del Mundial y en esta temporada también arrancó muy bien. Su momento es buenísimo y estoy seguro de que volverá a la selección.

--Lo que le llegará seguro a Diego es su continuidad en el Zaragoza, porque el club está decidido a ejercer la opción que tiene por él. Eso implicaría que ambos seguirían vistiendo los mismos colores.--Creo que será así. Es una decisión que debe tomar el club en diciembre, pero tienen una buena posibilidad de hacer uso de esa opción y no creo que la dejen pasar. Espero que lo hagan, porque estamos bien juntos, muy a gusto. Además, el Zaragoza está creciendo en los últimos tiempos y eso debe incluir la intención de mantener a los jugadores que lo están haciendo bien.

--En ese crecimiento del club el siguiente paso podría ser jugar la Champions. ¿Se lo imagina?--Sin duda que sería un sueño estar ahí y ojalá sea el próximo paso que dé el club. Es una meta muy grande, porque el Zaragoza nunca jugó una Copa de Europa. Debemos ser prudentes, porque si acabar entre los seis mejores es difícil, mucho más entre los cuatro. Hay que intentarlo en la medida que los resultados sean buenos porque tenemos un buen equipo y la idea futbolística del mister nos gusta a todos.

--Entre ese buen equipo están Aimar y D´Alessandro, que ilusionaron a la afición. ¿Cómo ve su proceso de adaptación al equipo?--Son los dos

cracks