Igualada entre La Sociedad Deportiva Huesca y el equipo levantino. Los de casa tenían ocasión de empezar a mirar hacia arriba si hubieran ganado, sin embargo se dejaron remontar una diferencia de dos goles en la segunda manga.

La primera aproximación local fue de Rodri, nada más iniciarse el encuentro. Los visitantes tardaron algunos minutos más en atacar, en encontrar el camino para dañar la defensa local. Pero fue el Huesca quién marcó por medio del propio Rodri, diez minutos antes de pasar por los vestuarios, al superar con calidad la salida del portero con un lanzamiento a ras de césped, tras gran jugada de su compañero Roldán, al cual se debería otorgar la mitad del tanto. Instantes más tarde, los azulgrana doblaron su ventaja, con un espectacular disparo de Camacho desde casi 40 metros que se coló por la escuadra de Unanua, produciendo la ovación de la grada.

Nada más comenzar el segundo tiempo, la fortuna se arrimó al rival de los oscenses, puesto que un lanzamiento de Capi golpeó en Robert y sirvió para acortar la diferencia en el marcador, un duro golpe para los de Villanova, ayer sancionado. Poco más tarde Rangel, poco fino en la tarde de ayer, realizó una falta clarísima en el área de Falcón, señalando el trencilla el cosiguiente penalti. Borja, que lo provocó, no falló desde los once metros. Quedaba aún mucho tiempo y la ventaja del Huesca se había reducido a cenizas. El encuentro comenzaba de nuevo.

El equipo local intentó levantarse de mazazo, sin demasiada convicción hay que reseñar. Rodri, muy activo, elevó el esférico sobre el meta rival, pero no pudo subir el segundo gol a su cuenta particular, ya que el cancerbero sacó una mano prodigiosa. Los alicantinos no se conformaban con el punto e intentaron complicar la vida al Huesca, pero ahí estuvo Rubén Falcón, que tuvo que mostrar todas sus cualidades bajo los palos para, al menos, no dejar escapar el empate.

Se puede considerar la igualada final como justa, pero el sabor de boca que le queda a los oscenses no es el mejor, ya que desperdiciar una renta de dos goles ante tu público, no es complaciente. En la jornada próxima, el Huesca, se desplazará a Valencia, donde se enfrentará al Levante, en busca del triunfo que se le escapó ayer en El Alcoraz.