En el Zaragoza empiezan a estar ya ´mosqueados´ con la reincidencia de los ´cacos´. El sábado, algunos jugadores, como Juanfran, Piqué o Movilla, tuvieron que ir a comprar botas porque por la mañana no estaban en los vestuarios de La Romareda las que tenían preparadas para el partido frente al Betis que se disputaba por la noche. En la Ciudad Deportiva se han registrado varios robos de material y hasta el de uno de los vehículos para cuidar el césped, que después fue devuelto.