Lleva poco tiempo al frente del Hércules y está muy ilusionado ante la semana que afronta, con dos partidos en casa, que supondrán el debut de Josu Uribe en el Rico Pérez. "Va a ser una semana exigente y bonita", dice Uribe, que mañana se mide al Zaragoza en los dieciseisavos de la Copa del Rey y el sábado recibirá al Alavés en la Liga. "La Copa es una competición atractiva, porque viene a Alicante un equipo muy bueno y puede ser un buen escaparate para nosotros. El sábado viene otro muy buen equipo. No he debutado en casa y me gustaría seguir sin perder y conseguir mi primera victoria en el Rico Pérez", dijo el técnico.

Uribe no dudó en piropear al equipo aragonés. "Es uno de los peores equipos que nos podía tocar. Ellos, en esta competición, ponen toda la carne en el asador, porque no están jugando competición europea, van a apostar por el título de Copa y porque en Liga no tienen problemas". Según el preparador del Hércules, su equipo afrontará el partido de ida con la intención de obtener un buen resultado. "Si no recibes ningún gol en casa siempre tienes posibilidades de hacer alguna contra o alguna situación. La eliminatoria es complicada, porque nosotros estamos en una situación en Liga que no podemos regalar nada", continuó Uribe.

El preparador blanquiazul reconoció que realizará cambios en el once inicial que se enfrente el miércoles al conjunto de Víctor Fernández para no cargar a los futbolistas de cara al próximo encuentro de Liga ante el cuadro vitoriano. El técnico indicó que en la posición de los laterales va a ser difícil rotar por las lesiones de los dos hombres específicos de la banda izquierda como Edu Albacar y Patricio Graff. Agassa sustituirá a Aragoneses en la portería.