El Levante dio ayer la sorpresa al ganar en campo del Atlético de Madrid (0-1), en uno de los dos partidos de de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey adelantados a la jornada de hoy, y ahora tendrá la ventaja de jugar la vuelta en su estadio para pasar esta eliminatoria. El gol del cuadro levantino fue marcado por Nino, en el minuto 86, tras remachar un balón despejado por el portero Leo Franco después de realizar una buena parada. El Atlético ya no tuvo tiempo para reaccionar y cayó derrotado de forma merecida. El próximo rival del Real Zaragoza en la Liga tuvo una mala actuación y los aficionados rojiblancos pitaron a sus jugadores en algunas fases del choque.

El otro encuentro de Copa disputado ayer finalizó sin goles. El Celta de Vigo consiguió empatar (0-0), en el estadio de Mendizorroza, contra el Alavés, que milita en Segunda División. Los gallegos se quedaron en inferioridad numérica en el minuto 58 por la expulsión por doble tarjeta amarilla de Ángel, pero, aunque pasaron algunos agobios ante la ofensiva de los vascos, pudieron mantener su portería imbatida. El portero Esteban fue uno de los jugadores más destacados del Celta.