El Real Zaragoza B no notó el peso de la superior categoría de su rival y se proclamó campeón de la fase autonómica de la Copa Federación a domicilio en El Alcoraz, gracias a un partido completo de todo el equipo que culminó Jorge Romero en el descuento con el gol que dio el triunfo a los hombres dirigidos por Pascual Sanz. El Huesca plantó cara y fue superior al filial zaragocista en muchas fases del encuentro, pero no fue capaz de transformar sus claras ocasiones.

Ambos equipos presentaron en su alineación varios no habituales, pero ello no fue óbice para que se viera un buen encuentro, animado y con ocasiones desde su inicio. El conjunto azulgrana creó más peligro y tuvo mejores ocasiones en la primera mitad, ante un Zaragoza B que supo marcar los tiempos del partido. Los de Sanz se adelantaron en su primera llegada al área del Huesca en una gran jugada de Charly, que tras sortear varios rivales saliendo desde su propio campo llegó a la línea de fondo y se la pusó a Esaú, quien a placer solo tuvo que remachar el tanto para adelantar a su equipo.

REACCIÓN Los oscenses reaccionaron y empataron poco tiempo después en un penalti cometido sobre Rudy que él mismo se encargó de materializar. Era el minuto 15, y de ahí al descanso se pudo ver un partido abierto.

En la segunda mitad, el Zaragoza supo controlar el partido hasta que Villanova dio entrada a Rodri y Roberto al final, obligando al Zaragoza a retrasar sus líneas. El Huesca tuvo la oportunidad de llevarse la eliminatoria en un penalti cometido sobre Roberto, que Rudy lanzó y Dorronsoro rechazó. Ya en el descuento, y al saque de una falta, Romero hizo el 1-2 definitivo.