El juego del Mann Filter osciló entre los extremos con demasiada facilidad y el equipo aragonés sumó su segunda derrota consecutiva en la Liga Femenina. El Mann Filter tardó mucho en entrar en el partido. Demasiado. Cuando quiso darse cuenta, las gallegas ya habían anotado ocho puntos y ellas se habían quedado a verlas venir. La cuarta canasta del Extrugasa llegó tras permitir el Mann Filter tres rebotes ofensivos en la misma jugada. Sin acierto en ninguno de los dos aros, tuvo que ser el tesón de Cindy Lima el que rescatara al equipo de un naufragio mayor. El conjunto de Pedro Martínez no se encontraba en el partido y en apenas cinco minutos acumulaba ya cuatro faltas por una de su rival.

En el segundo cuarto, el Mann Filter salió decidido a cerrar la defensa, a convertir su propio aro en inalcanzable para el rival. Lima fue la más destacada en esa labor, bien secundada por Lelas y Dydek, pero la mejora del equipo local no sirvió sino para amagar con acercarse pero sin poner en peligro la ventaja rival.

Con once puntos de ventaja para el Extrugasa llegó el descanso y el partido parecía muy cuesta arriba para el Mann Filter. Pero el conjunto de Pedro Martínez obró el milagro y protagonizó una remontada espectacular. En cinco minutos le endosó un parcial de 20-5 al equipo de Víctor Lapeña que puso el partido patas arriba y al Mann Filter, al fin, con opciones reales de triunfo. Paula Palomares, muy discreta hasta ese momento, se adueñó de la línea de 6,25 y ella sola logró más triples que todo el equipo rival junto (6 frente a 5).

Pero tampoco fue suficiente. Al término del tercer cuarto, el Mann Filter continuaba un punto abajo en el marcador (58-59). El inicio de los últimos diez minutos volvió a ser del Extrugasa, que no encontró muchas dificultades para retomar ventajas de entre cinco y siete puntos. El equipo aragonés tuvo dos jugadas para, al menos, intentar empatar el encuentro, pero un gancho de Lelas se marchó fuera y, en los últimos ocho segundos, ni siquiera fue capaz de tirar a canasta.