Cubiertos ya los dos primeros meses de Liga, Ronaldo se ha pasado más tiempo lesionado que jugando. Solo ha participado en 53 minutos de los 630 posibles (un 8%) y no ha marcado ni un gol. El drama para el delantero es que apenas ha disparado a puerta (solo un tiro) y que ha cometido más faltas (4) de las que ha recibido (2). Sin olvidar, por supuesto, que fue expulsado en Getafe por llamar "fenómeno" al árbitro y se perdió el clásico contra el Bar§a.

Con la llegada de Capello, es el suplente de Van Nistelrooy. Hasta que no se demuestre lo contrario. En la pasada temporada sufrió cinco lesiones y en ésta, justo tras el Mundial (15 de julio), se operó en Brasil de la tibia de la pierna izquierda. Los médicos del Madrid no querían. Él, sí. Y poco a poco, a cámara lenta, Ronaldo intenta regresar.