El Atlético de Madrid intenta mandar mensajes positivos después de dos derrotas, en Riazor en Liga y ante el Levante en el Vicente Calderón en la Copa del Rey, que han tambaleado un inicio de temporada con buenas sensaciones. Así, Miguel Angel Gil Marín, consejero delegado del club, afirmó que "ahora no se puede caer en el catastrofismo. Invito a nuestra afición y, sobre todo, a nuestros jugadores, a confiar en los que estamos haciendo, que es un trabajo bien planificado y con seguridad bueno. Lo que no podemos hacer es volver a pensar en temporadas pasadas", señaló el dirigente rojiblanco.

Ese mensaje del máximo accionista del club colchonero llega antes de la visita del Zaragoza al Calderón y después de que la afición despidiera con pitos al equipo en el choque copero frente al Levante: "Todos debemos tener la completa seguridad de que vamos a ganar al Zaragoza y vamos a acabar la jornada en puestos de Liga de Campeones, que es donde el Atlético tiene que estar. Si después de la jornada décima estamos en esa zona, no nos bajarán de ahí. Por eso, todos debemos estar juntos, colaborar y trabajar".

Gil Marín reconoció que el club rojiblanco se planteará el próximo mes de diciembre "la posibilidad de hacer alguna incorporación" después de las graves lesiones de Maxi y Petrov, que han dicho casi adiós a la temporada --podrían reaparecer en abril-- tras romperse en los dos casos el ligamento cruzado anterior en una de sus rodillas y ser operados. "Las ausencias afectan al equipo, pero se ha trabajado, invertido y planificado bien, gracias a lo cual hay una buena base deportiva. Tenemos confianza en el trabajo del entrenador y la capacidad y la calidad de la plantilla", dijo.

VUELVE GABI Mientras, el centrocampista se entrenó al mismo ritmo del grupo, ya recuperado de una fractura de clavícula izquierda que sufrió, aunque es poco probable que Javier Aguirre, técnico rojiblanco, lo convoque para jugar ante el Zaragoza. Para ese encuentro, el Atlético cuenta con las conocidas bajas por lesión de Miguel, Mista, Maxi Rodríguez y Petrov.