Vélez Málaga debe ser el punto y final para el pésimo inicio de competición del CAI Huesca en la LEB-2. Con seis derrotas consecutivas, ni una victoria y la destitución de Carlos Lorés, el cuadro de Toñín Ara quiere corregir su rumbo ante el filial del Unicaja, donde brillan Ermolinski y los hermanos Rojas y escuadra en la que jugó la temporada pasada Vitor Faverani. E. P.