Víctor Fernández puede verse privado del concurso de Pablo Aimar y Albert Celades, dos de sus titulares, para el partido con el Atlético de Madrid. Aimar sigue arrastrando molestias en la rodilla izquierda, donde sufrió un esguince el domingo pasado ante el Betis, mientras que Celades se lesionó cuando calentaba para entrar por un compañero durante el choque de Copa frente al Hércules. La ecografía que se hizo ayer el jugador andorrano detectó que padece una contractura en el recto anterior del muslo izquierdo. Por su parte, el centrocampista argentino se hará hoy una resonancia para comprobar el estado de la lesión.

La participación de Albert Celades en el encuentro ante el Atlético es casi imposible, pero el futbolista prefiere no descartarse todavía. "La lesión no es grave, pero el problema es que tengo poco margen de tiempo para recuperarme. Voy a realizar el tratamiento que me han puesto y luego será el momento de valorar si puedo jugar el domingo. Por eso, aunque lo tenga difícil, prefiero no descartarme aún", explicó el centrocampista, que desbancó de la titularidad a Leo Ponzio tras su buena actuación en la segunda parte del choque liguero disputado en el estadio de La Romareda con el Levante.

PRUEBAS PARA AIMAR En el caso de Pablo Aimar, que ya fue baja ante el Hércules, las previsiones tampoco son demasiado optimistas. El jugador argentino estuvo ayer corriendo con bastante intensidad por la mañana y por la tarde empezó a golpear el balón suavemente. Sin embargo, después, reconoció que sigue teniendo molestias en la rodilla izquierda. "Quiero ser optimista y pensar que voy a jugar ante el Atlético, pero la verdad es que me sigue doliendo. Todavía hay que esperar un poco más. Mañana (por hoy) me harán algunas pruebas y entonces ya sabremos más cosas sobre la lesión", dijo Aimar, que hasta el miércoles no comenzó a trabajar en el gimnasio.

Pablo Aimar tiene previsto entrenarse hoy por la mañana en las instalaciones de la Ciudad Deportiva, aunque todo indica que volverá a trabajar otra vez al margen del grupo, y acudir por la tarde a la clínica Quirón para someterse a una resonancia nuclear magnética con el objetivo de comprobar la evolución del esguince que sufrió en la rodilla izquierda ante el Betis. La lesión de Aimar no es grave pero sí bastante dolorosa y por este motivo hay que ver hasta qué punto puede soportar esas molestias cuando se tenga que forzar en un partido.

MOVILLA, ÓSCAR Y PONZIO Para cubrir la baja de Celades el primer candidato sería Movilla, aunque tampoco habría que descartar a Ponzio. Por Aimar podría entrar Óscar, que ya cubrió su plaza ante el Hércules, pero en este caso también tendría opciones Ponzio. Este último puede actuar tanto de volante derecho, lo que implicaría el paso de D´Alessandro a la banda izquierda, como en el doble pivote. Otras opciones para el carril diestro serían Ewerthon y hasta Lafita, que acabó jugando en esa zona en el Rico Pérez.