Mañana se juega el Milan-Inter en San Siro. El clásico del calcio. Y Adriano está en Brasil porque Roberto Mancini, su entrenador, le ha dado vacaciones indefinidas: "Necesita tranquilidad". Hace 210 días que no marca un gol con el Inter. Unas fotos suyas en una fiesta, fumando y en compañía de varias mujeres, fueron publicadas por un diario sueco y provocaron un escándalo. "Es un error entrar en la vida privada. Cuando éramos jóvenes todos hemos hecho fiestas de este tipo y no salieron fotos", explicó Mancini.

Cuando Adriano volvía a Río de Janeiro tras jugar ocho partidos y quedarse seco, sin ningún plan de preparación física en la maleta, llegaba a Italia, Danielle, su excompañera, junto a Adrianinho, el niño nacido el pasado mes de junio. "No sé cuando volveré a Italia", dijo el delantero.