--¿Cree que es mejor jugar contra el Atlético de Madrid tras la derrota que sufrió en la Copa ante el Levante (0-1) o da igual?

--Eso nunca se sabe. Lo que está claro es que tendrá que salir con más ganas para tratar de olvidar lo sucedido en la Copa. En el Calderón la gente siempre apoya al equipo y se suele llenar el campo.

--Pero en ese partido los aficionados acabaron pitando al Atlético.

--Vi el partido por televisión y, quizás por el horario, había poca gente. Los partidos de Copa no son igual que los de Liga y más cuando todavía queda la vuelta. Lo que sucede es que al final les metieron un gol y por eso la gente se pudo enfadar un poco.

--El Atlético de Madrid es un rival directo en la lucha por meterse arriba. ¿Le parece que por eso es más importante?

--Ganar siempre es importante. Vamos con moral y confianza y esperamos lograr un buen resultado. Estando en los primeros puestos todo es más fácil y las cosas se ven con más optimismo. Quizás sea la oportunidad para mantenerse arriba, porque está claro que los equipos que van en cabeza no fallan. Por eso tenemos que ir al Calderón a ganar. El Atlético de Madrid tiene una buena plantilla y será un rival muy complicado.

¿Cree que pueden acusar las bajas de Aimar y Celades para puntuar en el Calderón?

--Todas las bajas son importantes, porque lo que cuenta es el equipo. Si el bloque responde bien entonces estaremos arriba.

--Ellos también tiene ausencia importantes y en este caso por lesiones de largas duración.

--Pero repasando la plantilla del Atlético se ve que tiene dos buenos jugadores por puesto. Todo depende de la importancia que su entrenador (Javier Aguirre) pueda darle a esas bajas, pero es cierto que Petrov y Maxi Rodríguez jugaron casi toda la temporada pasada y ahora estaban siendo titulares. Seguro que entrarán otros jugadores, como sucede con Galletti, que saldrán con mucha ganas y que intentarán hacerlo igual o mejor que los que están lesionados en estos momentos.

--Frente al Hércules, en la Copa, tuvo descanso por decisión técnica. ¿Cuando eso sucede se llega con más ganas al siguiente partido?

--Cuando ves un partido en la televisión tienes una sensación rara, pero llegas al siguiente encuentro con las misma ganas, porque, además, en este caso ha pasado el tiempo normal entre partido y partido de Liga. Ahora hay que esperar a ver si el técnico confía en mí y me pone, aunque lo más importante siempre es que el equipo lo haga bien y pueda estar arriba.

--¿Cree que necesitaba ese descanso?

--Para mí el partido siguiente siempre es el más importante y este caso era el de Copa. Por eso no creo que me hiciera falta descansar.