Víctor Fernández tendrá que buscar dos sustitutos para cubrir las vacantes de Pablo Aimar y Albert Celades, dos de sus titulares, tras confirmarse ayer que las lesiones que sufren les impedirán jugar mañana contra el Atlético de Madrid. Aimar fue sometido por la tarde a una resonancia magnética y esta prueba detectó que el esguince que sufrió en el ligamento colateral interno de la rodilla izquierda ante el Betis no ha evolucionado de forma positiva, mientras que Celades no podrá recuperarse a tiempo de la contractura muscular que se produjo cuando calentaba para sustituir a un compañero frente al Hércules, en el Rico Pérez. Ambos jugadores trabajaron ayer por la mañana al margen del grupo y el mediapunta argentino se tuvo que retirar incluso al vestuario antes de lo previsto al notar molestias cuando estaba corriendo. "No tengo buenas sensaciones y la verdad es que no voy mejor de la lesión", dijo en ese momento, antes de que se confirmaran esos malos augurios.

A PUERTA CERRADA El técnico zaragocista realizará hoy, a partir de las 10.30 horas, un entrenamiento a puerta cerrada en el estadio de La Romareda y previsiblemente ensayará con el once inicial que utilizará en el Vicente Calderón (21.00 horas). Víctor estuvo pendiente hasta el miércoles del partido de la Copa del Rey contra el Hércules, donde introdujo seis cambios en la alineación habitual (tres obligados y otros tres por decisión técnica) y después tampoco ha podido probar nada con el bloque titular por las lesiones de Aimar y Celades. Por ese motivo no ha dado pistas sobre sus intenciones para la visita al Atlético de Madrid.

En el posible baile de sustitutos para entrar en el puesto de Albert Celades el principal candidato es José María Movilla, que actuó de inicio en el estadio Rico Pérez después de estar sin jugar desde el partido de Liga en Villarreal, pero también puede tener opciones Leo Ponzio. Este último también fue titular en Alicante tras perder esa condición en el choque liguero contra el Levante en favor de Albert Celades, ahora lesionado. Movilla es más parecido a Celades y lo más probable es que sea el elegido por Víctor Fernández para acompañar a Alberto Zapater, a quien el preparador zaragocista dio descanso en la Copa, en el doble pivote del centro del campo.

VARIAS OPCIONES Más dudas puede haber en el caso del relevo de Pablo Aimar. Frente al Betis, cuando cayó lesionado el argentino, entró en el descanso en su lugar Óscar, que también cubrió su baja contra el Hércules, pero el salmantino no ha rendido a un buen nivel en esos encuentros y Víctor podría buscar otro sustituto para Aimar en el choque ante el Atlético de Madrid. Leo Ponzio, si entra Movilla en el doble pivote, sería igualmente candidato a jugar como volante derecho si el técnico zaragocista apuesta por una variante más conservadora, pero también podría apostar por Ewerthon o Ángel Lafita si prefiere un planteamiento más ofensivo.

Ewerthon, pese a estar recuperado de la microrrotura de fibras que sufrió ante el Levante, no fue titular ante el Betis y Sergio García permaneció como compañero de Diego Milito en el ataque. En cambio, el brasileño sí que actuó de inicio contra el Hércules formado pareja con argentino. Ahora, frente al Atlético, lo más probable es que Sergio vuelva a jugar con Diego, pero esta vez, teniendo en cuenta la baja de Pablo Aimar, es posible que también tenga cabida en el equipo Ewerthon, pero escorado a la banda derecha.